Fleckvieh sin cuernos: La genética detrás del carácter Polled


La mayoría de los terneros con cuernos pueden identificarse fácilmente tras el nacimiento o poco tiempo después, pero en casi todos los casos, el desarrollo de los cuernos es perfectamente visible en el momento del destete. En general, estamos acostumbrados a distinguir entre animales con o sin cuernos pero dentro de los individuos genéticamente acornes existe también una variabilidad de genotipos hacen que este carácter no se exprese siempre de la misma forma.

De hecho, existe una combinación genética que permite que ganado genéticamente acorne desarrolle un tipo de cuerno rudimentario, muy corto para su diámetro y de punta redondeada que se encuentra unido al tejido epitelial de la cabeza. Ocasionalmente, estos cuernos pueden desarrollar una base ósea y fijarse al cráneo, lo que ocurre especialmente en machos de varios años de edad. Distinguir a este tipo de animal, que debería ser clasificado como acorne, puede ser más difícil puesto que estos cuernos rudimentarios no suelen verse claramente hasta que el animal supera el año de edad.

Para comprender cómo se transmite este carácter, en primer lugar debemos conocer cómo se transmite el carácter acorne. En ganado europeo (en razas cebuínas es diferente), el carácter acorne aparece determinado por un gen con dos alelos: P dominante (acorne) y p recesivo (con cuernos) y su transmisión sigue las reglas básicas de la genética mendeliana. De esta forma, existen tres combinaciones genéticas posibles: Animales con dos alelos dominantes (PP) que serán acornes y homocigóticos, animales con un alelo dominante (P) y otro recesivo (p) que serán acornes y heterocigóticos y animales con dos alelos recesivos (pp) homocigóticos y con cuernos.

Un animal homocigótico solo puede transmitir a su descendencia un determinado tipo de alelo, pero un animal heterocigótico podría transmitir cualquiera de los dos. Por tanto, si ambos parentales son homocigóticos dominantes PP (acornes), toda la descendencia tendrá exactamente la misma configuración genética que los padres, puesto que heredarán un alelo dominante P de cada uno de ellos y por tanto serán siempre acornes. Lo mismo ocurrirá si ambos parentales son homocigóticos recesivos pp (con cuernos): toda la descendencia presentará cuernos.

Si un parental es homocigótico dominante PP (acorne) y el otro es heterocigótico Pp (acorne), el 50% de la descendencia será homocigótico dominante PP y el 50% restante heterocigótico Pp, presentando un fenotipo acorne en ambos casos.

Si ambos parentales son heterocigóticos Pp, se producirá la segregación de caracteres, presentando la descendencia tres configuraciones genéticas posibles: el 25% será homocigótico dominante PP (acorne), el 50% será heterocigótico (acorne) y el 25% restante presentará cuernos (pp).

¿Cómo se expresan entonces estos cuernos rudimentarios?

Estos cuernos rudimentarios se dan exclusivamente en ganado genéticamente acorne y aparecen fijados a la piel. Si bien los genes que codifican para la expresión de estos cuernos rudimentarios pueden estar presentes en ganado con cuernos (pp), el desarrollo completo de los cuernos normales impide la manifestación de este carácter. Su tamaño puede variar desde protusiones de pocos centímetros hasta longitudes similares a las de un cuerno completamente desarrollado. Por tanto, el ganado acorne puede ser de dos tipos: limpios o acornes que presenten estos cuernos rudimentarios. Este tipo de cuernos se transmite genéticamente, pero el mecanismo de expresión es diferente al del gen acorne (P), tratándose de un caso de herencia ligada al sexo.

En general, en los machos, el gen que determina estos cuernos rudimentarios (S) es dominante, por tanto si un toro presenta estos cuernos, su configuración genética puede ser homocigótica (SS) o heterocigótica (Ss). En las hembras ocurre lo contrario y dicho gen (S) es recesivo, por lo que sólo las hembras SS presentarán estos cuernos rudimentarios, siendo el resto acornes y limpias.

No obstante, la expresión de este gen no es independiente, sino que se encuentra ligada a la configuración genética que el animal presente para el carácter acorne (P). Así, como hemos comentado ya, el desarrollo de los cuernos normales impide la manifestación de los cuernos rudimentarios pero, así mismo, este carácter tampoco se expresa en caso de que el animal sea homocigótico dominante (PP). Únicamente el ganado que sea heterocigótico (Pp) podrá expresar estos cuernos rudimentarios atendiendo a las reglas descritas con anterioridad. De esta forma, las configuraciones posibles se disparan hasta dar lugar a todos los casos descritos en la siguiente tabla (las casillas vacías representan combinaciones ya descritas):

De forma que, para saber cómo funciona este carácter es necesario considerar las siguientes reglas:

1. Solo el ganado heterocigótico (Pp) para el carácter acorne expresará estos cuernos rudimentarios.

2. La herencia de estos cuernos rudimentarios está ligada al sexo, siendo dominante en los machos y recesiva en las hembras.

3. Animales homocigóticos dominantes (PP) o recesivos (pp) no expresarán estos cuernos rudimentarios, pero pueden ser portadores y transmitirlos a la descendencia.

Carácter acorne en Fleckvieh

En Fleckvieh, pueden observarse todas las configuraciones genéticas posibles de estos dos caracteres. En la foto de la izquierda podemos apreciar a Steinadler, un toro homocigótico dominante (PP) para el gen acorne pero que porta el gen S por herencia de su padre Stachus. Dada la configuración genética de Steinadler (PP), éste no puede expresar el carácter de los cuernos rudimentarios pero podría transmitirlo a sus hijos, expresándose siempre que sean heterocigóticos (Pp). Este es el caso de Rosskur (derecha), un toro heterocigótico (Pp) y que también porta el gen S. Al ser macho, su configuración genética permite la expresión de cuernos rudimentarios que, en su caso, han alcanzado un tamaño considerable a los 10 años de edad.

El ganado acorne dentro de la raza Fleckvieh ha hecho un progreso importante en los últimos 20 años. Aún así, todavía existe una muy baja frecuencia de este carácter en el conjunto de la raza, estando presente en menos del 1% de las reproductoras. El desarrollo de pruebas genéticas que permiten identificar los alelos de un animal para dicho carácter ha facilitado mucho la selección y su utilización en programas de mejora, si bien aún no existen pruebas que permitan detectar de forma temprana la presencia o ausencia de estos cuernos rudimentarios a que da lugar el gen S, siendo la evaluación de la descendencia la única forma de determinar la configuración genética de los parentales.

Predecir la dinámica que seguirá la población de fleckvieh con respecto a estos genes resulta difícil, pero de mantenerse las tendencias actuales, el porcentaje de nodrizas acornes podría ascender al 11% para 2021, con esta característica presente en el 30% de todos los terneros nacidos dicho año. A corto plazo no se esperan problemas de consanguinidad en Fleckvieh acorne de doble propósito, lo que podría facilitar su expansión.

Fotos y video cortesía de Bayern-Genetik.

#Fleckvieh #Polled #Cuernos #Scurs #GenPolled #Ganadoacorne

LOCALIZACIÓN

 

Ganadería Simmental-Fleckvieh

"Los Caudillos"

Puebla de Alcocer (Badajoz)

Extremadura - España

Esta web utiliza Cookies. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Más info aquí. Consulte nuestra Política de Privacidad.

Copyright © Ganadería Simmental-Fleckvieh Los Caudillos. Todos los derechos reservados.

  • Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now